Mi gata Muski

Publicado en por SURGE VETERA

 

 

  P4041932

 

  Mi gata Muski

 

Es mi gata. Mi gata no es altiva. Su aspecto de esfinge egipcia tranquiliza y sus ojos pensativos resaltan en la escena. La luz cálida aterciopela todo su cuerpo y sus orejas tiesas y oyendo de frente, sin inmutarse, transmiten silencio y serenidad. El almohadón en que reposa da sensación de ingravidez firme y calienta toda la atmósfera de la habitación en una noche fría de invierno.  Ni siquiera el flash blanco y helador ha inquietado su expresión. Hay una continuación de su carita tranquila en la persona a quien cuida y mima. Cuando me aleje con mi máquina fotográfica, comenzará un ronroneo redondo y ruidoso procurando que los sueños de su dueña se prolonguen hasta el horizonte blanco de la mañana, cuando se apague la luz cálida del cabezal de la cama y se acueste el notario digital de este momento. Ha sonado el reloj a las dos y quince de la madrugada.

 

                                                                              Sábado, 13 de Febrero de 2010, San Benigno

                                                                              Jesús Jáuregui, Alumno de 1º año 2009/2010

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post